Anuncios10Estrellas Locales-MicroPublic®
La Casa de las Carcasas no es una tapadera: es un ejército femenino vendiendo productos chinos a comisión Saltar al contenido
Castúos Noticias

La Casa de las Carcasas no es una tapadera: es un ejército femenino vendiendo productos chinos a comisión

septiembre 11, 2022
La Casa de las Carcasas no es una tapadera: es un ejército femenino vendiendo productos chinos a comisión

La Casa de las Carcasas no es una tapadera: es un ejército femenino vendiendo productos chinos a comisión

  • La compañía, de la que muchos desconfían, es un boyante negocio que el año pasado obtuvo 12 millones de euros de beneficio
  • Cada empleada suma medio euro a su salario base por cada cristal protector vendido; por el resto de accesorios se llevan entre 20 y 30 céntimos
  • El ambiente entre compañeras es bueno, pero la compañía usa cámaras de videovigilancia laboral en las tiendas y ha ejecutado despidos por embarazo o por ser víctima de violencia de género

La Casa de las Carcasas «huele a tapadera». Es «una trama», una «operación de blanqueo de dinero», un «cartel de droga que sustenta una estafa piramidal» y un misterioso «melón» que nadie se atreve a abrir. 

Al menos, eso dicen decenas de comentarios en redes sociales —en Twitter y en TikTok, red que usan sobre todo jóvenes— que han convertido a esta tienda española de fundas para móviles en un meme, en una idea que se repite en el tiempo medio en broma medio en serio. Y que ya ha traspasado fronteras: un influencer estadounidense la incluyó recientemente en su lista de «cosas de Madrid que no tienen sentido». «Hay muchas tiendas como esta, pero no veo a nadie comprando en ellas. No lo pillo», dice sorprendido en un vídeo que acumula más de dos millones de visitas. «Hasta el guiri», celebran los usuarios españoles, «se ha dado cuenta de la trama de las carcasas».

«Mis amigas me lo preguntan y la gente graba los locales. ¿Cómo puede ser, si está vacío?

Y es verdad que había días flojos, pero incluso en tiendas pequeñas se factura un

montón», explica una joven que trabajó en un local de la provincia de Toledo.

«Entre semana hacíamos unos 2.800 euros de caja diaria. En fin de semana se superaban los 3.000. 

La mayoría del público es mayor: gente que salía del Yoigo, el Vodafone o el

Movistar y venía con el móvil nuevo, así que había que ofrecer cristal, funda y accesorios. Los tickets eran de 30 euros para arriba».

Fuente* El Periódico de España

La Casa de las Carcasas no es una tapadera: es un ejército femenino vendiendo productos chinos a comisión

TE PUEDE INTERESAR

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad