febrero 26, 2024
Leyendas y mitos marcan las rutas de la “Guía mágica del norte de la provincia de Cáceres”, editada por la Diputación
Leyenda o cuento el monstruo de dos cabezas del embalse de Borbollón


Leyenda o cuento, el monstruo de dos cabezas del embalse de Borbollón

Leyendas y mitos marcan las rutas de la “Guía mágica del norte de la provincia de Cáceres”, editada por la Diputación

Había una vez un monstruo de dos cabezas llamado Borbollon, que vivía en el fondo del embalse del mismo nombre. Era una extraña criatura y aterradora, con dos cabezas que se miraban sensibles y un cuerpo cubierto de escamas.

Los pescadores del pueblo cercano a menudo hablaban de Borbollon, aunque nadie había visto nunca al monstruo. Algunos decían que era una leyenda, mientras que otros juraban haber visto sus ojos brillando en la oscuridad del agua.

Un día, un joven pescador llamado Juan trató de investigar los rumores sobre Borbollon. Con su barca y una línea de pesca, se dirigió al embalse en busca del monstruo.

Al llegar al embalse, Juan se sorprendió al ver que el agua estaba tranquila y cristalina. No había señales de Borbollón. Sin embargo, Juan no se dio por vencido y decidió lanzar su línea de pesca al agua.

De repente, sentí un gran tirón en su línea. Juan sabía que era algo grande, así que comenzó a luchar con todas sus fuerzas. Después de una intensa pelea, previamente sacará a la superficie una criatura extraña y aterradora. Era Borbollón, el monstruo de dos cabezas.

Juan se quedó paralizado de miedo al ver al monstruo, pero pronto se dio cuenta de que Borbollon no quería hacerle daño. En lugar de eso, parecía estar pidiendo ayuda. Juan se acercó con cuidado y vio que una de las cabezas de Borbollon estaba herida y sangrando.

Sin dudarlo, Juan sacó su kit de primeros auxilios y comenzó a curar la herida del monstruo. Borbollon parecía agradecido y no intentó escapar. Juan se dio cuenta de que el monstruo no era tan malo como se decía.

Juan y Borbollon se hicieron amigos y pasaron mucho tiempo juntos. Así que Juan enseñó al monstruo cómo nadar y jugar, y Borbollon le mostró los secretos del embalse. Poco a poco, el miedo y la desconfianza del pueblo hacia Borbollon comenzaron a desvanecerse.

Finalmente, Juan llevó a cabo un Borbollon a la superficie para que todos pudieran verlo y conocerlo. El pueblo se encontró al ver al monstruo, pero pronto se dio cuenta de que no era tan aterrador como creían.

Leyenda o cuento, el monstruo de dos cabezas del embalse de Borbollón

TE PUEDE INTERESAR

Gata Negra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.