Saltar al contenido
El Castúo Noticias

SIERRA DE GATA EN CÁCERES, QUÉ VER Y HACER. LOS PUEBLOS MÁS BONITOS

SIERRA DE GATA EN CÁCERES QUÉ VER Y HACER

SIERRA DE GATA EN CÁCERES QUÉ VER Y HACER

La Sierra de Gata, un paraíso prácticamente virgen que ha permanecido escondido para el turismo y que merece la pena ver y conocer. En la Sierra de Gata encontraremos, enmarcados en un paisaje de bosques y pequeñas montañas, pequeños pueblos que han sabido mantener su esencia serrana y en los que el tiempo parece haberse detenido, hasta el punto en que sus habitantes hablan una lengua propia (la fala). Os proponemos una ruta por tres de los pueblos más bonitos de la zona: TrevejoSan Martín de Trevejo y Robledillo de Gata.

SIERRA DE GATA EN CÁCERES QUÉ VER Y HACER

La Fala

La Fala, es la lengua propia que hablan los habitantes de San Martin de Trevejo, Valverde del Fresno y Eljos, tres de los pueblos de la Sierra de Gata. Aunque su origen no está del todo definido, se cree que es una mezcla del gallego y del portugués. Declarada Bien de Interés Cultural, la fala es hablada por más del 80% de la población, unas 6000 personas. En cada pueblo tiene sus propias particularidades, como es el caso del mañego, el derivado de la fala que se habla en San Martin de Trevejo.

¿Dónde está la Sierra de Gata?

Seguramente esta es la primera pregunta que nos hagamos a la hora de planear una ruta por la zona. Se encuentra al noroeste de Extremadura, en una franja fronteriza con Portugal y lindando al este con la comarca de las Hurdes (otro imprescindible de la provincia de Cáceres) y al norte con Salamanca. Debido a su «aislamiento», la única forma de visitar los pueblos que la conforman es en coche y algunas de las carreteras que los unen son bastante estrechas y sinuosas. Os recomendamos hacer al menos una noche en la zona para poder disfrutar con tranquilidad de la zona, nosotros nos alojamos en La Casina de Micaela, un agradable alojamiento rural situado en Perales del Puerto.

Otro de los grandes atractivos de la Sierra de Gata son sus magníficas piscinas naturales, situadas en un entorno único y totalmente adaptado para el baño, con zonas de picnic incluido. Aunque no las disfrutamos, puesto que visitamos Sierra de Gata a finales de noviembre, nos han recomendado las piscinas de Jevero y, sobre todo, la conocida como “descargamaría” que tiene una pequeña cascada.

Los pueblos más bonitos de la Sierra de Gata en Caceres

Trevejo, qué ver en esta pequeña aldea medieval

La aldea medieval de Trevejo, situada en lo alto de una pequeña colina, parece haberse quedado anclada en el tiempo. Apenas dos calles empedradas rodeadas de casas de piedra y macetas de flores forman este precioso pueblo de poco más de veinte habitantes.

Si algo destacada en Trevejo son las ruinas de su Castillo, desde el que tendremos unas impresionantes vistas de 360º a toda la zona. En su origen, se trató de una fortificación musulmana del Sg. XII utilizada para defenderse de los ataques durante la Reconquista. Posteriormente fue reconstruido por los cristianos y volado en el Sg. XIX por las tropas napoleónicas. Esta dilata historia, ha hecho que solo se conserve la Torre del Homenaje y parte de la Muralla.

Cerca del Castillo, encontramos la Iglesia de San Juan Bautista, y las curiosas tumbas de forma antropomórfica, excavas en la piedra granítica.

Solo existe una forma de llegar a Trevejo, por la serpenteante carretera que sube de Villamiel. Unos 500 metros antes de llegar al pueblo no debemos perdernos la parada en el llamado Mirador de Trevejo, desde donde podremos admirar el pueblo y su Castillo.

San Martín de Trevejo, el encanto de la arquitectura serrana

Las casas de San Martín de Trevejo, construidas con muros de piedra y adobe y con el particular entramado de madera, son uno de los mejores ejemplos de arquitectura tradicional serrana de la zona, además paseando por sus pedregosas calles nos daremos cuenta que los nombres están escritos tanto en castellano como en mañego, lo que le ha valido el título de Bien de Interés Cultural.

Un elemento característico de algunos edificios de San Martin de Trevejo son los llamados tozones, unas vigas de madera talladas, normalmente con rostros humanos,  que sobresalen a la calle.

La mejor manera de conocer San Martin de Trevejo es deambular sin rumbo fijo por sus calles, disfrutando de cada rincón, hasta llegar a la Plaza Mayor, el centro neurálgico del pueblo. En ella destacan sus pórticos, el edificio del Ayuntamiento, la Torre del Campanario, su pilón de 1888 y varios restaurantes y bares donde degustar alguna de las especialidades de la zona. También merece la pena acercarse hasta la Iglesia de San Martin de Tours y el Monasterio de San Miguel.

Otra de las curiosidades que hacen único a San Martin de Trevejo son las pequeñas regueras o canales que discurren de manera continua por algunas de sus calles principales y cuyas aguas van a parar el río Jàlama.

Robledillo de Gata, qué ver en el pueblo más bonito de la Sierra de Gata

El pequeño pueblo de Robledillo de Gata y su magnífico entorno nos cautivó desde el primer momento, siendo para nosotros el más bonito de Sierra de Gata. Declarado Bien de Interés Cultural y Conjunto Histórico Artístico, Robledillo de Gata cuenta con un trazado medieval que ha permanecido prácticamente intacto hasta nuestros días gracias, sobre todo, al empeño de los vecinos por mantener intacta su esencia.

La mejor manera (y se puede decir que única) de visitar Robledillo es a pie, perdiéndose por sus estrechas callejuelas en busca de los muchos rincones que esconde este precioso pueblo. A la entrada, junto a la Ermita del Humilladero, hay una explanada donde poder dejar el coche de manera gratuita.

La arquitectura de Robledillo de Gata es uno de los mejores ejemplos de tradición extremeña, con viviendas de adobe y pizarra, de varias alturas y balcones decorados con flores y entramado de madera. Esta estructura ha dado lugar multitud de pasadizos y túneles que hacen de los paseos por el pueblo una de las mejores visitas de la zona.

El centro neurálgico del pueblo es su Plaza del Ayuntamiento, donde además del Consistorio, encontraremos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción del Sg XVI de planta hexagonal, en que destaca su pórtico.

Merece la pena visitar el Museo del Aceite (1.5€ la entrada) ubicado en una antigua almazara de la Edad Media en el que se conserva el conocido como Molino del Medio

Robledillo de Gata está situado en un entorno natural único, a orillas del rio Arrago y rodeado de bosques, sin duda,  otro de los imprescindibles, es pasear por las calles situadas al margen del rio, disfrutando de la naturaleza, la tranquilidad y el sonido del agua al caer en las pequeñas cascadas que trazan el camino del agua.

El pueblo cuenta con varias casas rurales y algunos restaurantes, sin duda os recomendamos parar en la Bodega del Marqués (Rua s/n), cuenta con unas mesitas con vistas al rio y una carta de comida casera en la que destaca el secreto de ternera, la ensalada de la huerta o las croquetas caseras, todo exquisito y a un precio fantástico.

Si visitamos la zona en verano, una buena idea es acercarse a las piscinas naturales, una zona bien acondicionada para el baño, además de camino a ellas, podemos encontrarnos varios mirados al pueblo que nos harán disfrutar de unas bellas vistas.

SIERRA DE GATA EN CÁCERES QUÉ VER Y HACER